19 de marzo de 2007

Mi taza bordada...


Mi preciosa y coqueta osita compradora. Compré esta taza en una tienda preciosa de punto de cruz que hay en mi ciudad. Es una de las más especiales porque solo lleva cosas de bordado y tiene exclusividad con ciertas marcas. He comprado poco a lo largo de los años, porque hay que reconocer que la señora que lo lleva no es el encanto personificado, pero a veces voy a mirar el escaparate, igual venimos de tomar algo y de repente me entra el capricho de deleitarme con las maravillosas cosas que se pueden bordar a punto de cruz, y le digo a Iván, cariño, vamos a pasar por la tienda de punto de cruz, y allí me deja un rato mirando embobada hacia todas las esquinas del escaparate, viendo entredoses, cuadros, accesorios, baberos, bolsas, aplicaciones...Me dan unos ataques de ansiedad y éxtasis ante tantas maravillas....Quisiera hacerlo todo y tenerlo todo y lucirlo todo....Ante tanta compulsividad, que mejor motivo para poner en la taza que una coqueta osita compradora...La bordé una primavera entrando ya en el verano, en ratos de playa y merenderos. La verdad es que no he llegado a usarla, ahí está adornando en la repisa. Si tengo una nena seguro que la estrenaré con ella....

5 comentarios:

SOLO CROCHET dijo...

me encanto esa tacita!!!!!

Nerim dijo...

La osita compradora es preciosa y encontró en la tacita su escaparate para lucir sus encantos.
Un fuerte abrazo
Nerim

oktomanota dijo...

yo quiero uno porfi ,

ANA dijo...

Hay que ver que cuca te ha quedado!
Me alegra que te hayas podido dar el gusto de hacerla.
Besos
Ana

Lunaria dijo...

Precisamente esta mañana he visto una igualita y otras de motivos diferentes en una mercería.
Yo estoy buscando como loca el accesorio portarollo del papel de cocina para bordar. A ver si lo encuentro por aquí, porque por las mercerías nada de nada.
Un saludo.